Datos personales

Mi foto

Bienvenid@s a mi blog. La fotografía, es capaz de despertar nuestras emociones mas profundas a la vez de hacernos volar en nuestra imaginación a través de ella y por ello, quiero compartir con todos ustedes mis emociones, mis vuelos e imaginación publicando una pequeña parte de mi trabajo. A partir de éste momento, os propongo soñar con los ojos abiertos. Pero antes comenzar a ver las imágenes, es imprescindible que aprendan a visualizar una fotografía. Para ello, necesito que borren en éste mismo instante, cualquier pensamiento negativo o preocupación que haya en sus mentes. Es imprescindible que desconecten todo vínculo con el exterior y que tan sólo se centren en las imágenes como si fuesen ustedes parte interior de las mismas. Siéntanse como si estuviesen dentro de ellas y piensen que están mirando a través de una ventana abierta donde si quisieran, irían hasta la puerta para atravesar la pared que les separa del paisaje....¿Qué les parece?...¡Vamos allá!

AVISO IMPORTANTE:

Todas las imágenes expuestas en éste blog, están legalmente protegidas por la actual LOPD, por lo que la copia o uso de cualquiera de las imágenes expuestas sin la autorización del autor, NO ESTÁ PERMITIDA.

Seguidores

jueves, 26 de mayo de 2011

"El Pozo de Lomo Catela"

Esta, es otra de mis entradas dedicadas a nuestros mayores. Como ya sabéis, mi ideología ética da prioridad a esa gente que antaño, a golpe de muchísimo esfuerzo, construyó este mundo en el que vivimos. Siempre, daré las gracias a nuestros padres, abuelos, etc, por construir todo aquello que nos ha facilitado la llegada a nuestra tierra.
Como Canario que soy, defiendo mis raíces y me enorgullezco de serlo, y como tengo la oportunidad de mostraros mis experiencias, lo hago con satisfacción.
Siempre que tengo la oportunidad, procuro perderme en esos lugares muy apartados de la urbe para aprender de nuestros “viejillos”. Me encanta hablar con ellos y escuchar sus experiencias…son totalmente constructivas.
Hoy, les voy a explicar cómo se trabajaba hace 50 años en los pozos de agua existentes en Gran Canaria, una isla que desgraciadamente fue muy perforada en busca del oro líquido, llegando incluso a superar los límites del nivel freático salando los pozos y dejándolos inoperativos.

Éste de la imagen, se encuentra en el municipio de Ingenio, concretamente en el Lomo Catela. Cuando lo descubrí, fue porque me llamó la atención su estado ruinoso y abandonado. Aparqué el coche en las inmediaciones y cuando me acercaba, justo al lado, en la entrada de una pequeña finca, veo a éste buen hombre de la imagen observando todos mis movimientos en un silencio que perfectamente gritaba algo así como “A ver dónde carajo se va a meter éste”….
Como estoy acostumbrado a tratar con la gente del campo, sólo tuve que ejercer mi principal e imperativo sentido del respeto, que dicho sea de paso, es la llave maestra que abre cualquier puerta física o cívica con ellos….Dando las buenas horas, me presenté y le pregunté por el dueño de la propiedad y le expuse mi intención a cambio de nada.
Una vez más, la educación y el respeto fue suficiente para que D. Jesús Carmelo (Suso a partir de diez minutos de conversación) me autorizara a hacer cuanto quisiera y me acompañara en el interior explicándome todo aquello que vivió en el pozo desde los 11 años que empezó a trabajar en el mismo.

Por muy pesado que pueda ser, insisto en recordar que la vida de antaño, era dura de verdad. El pozo de Lomo Catela, tiene una antigüedad aproximada de 100 años y 230 metros de profundidad a golpe de pico con “motor de gofio”…no puedo ni tan siquiera imaginarlo, salvo por los desafortunados cinco hombres que perdieron la vida en la historia de éste pozo. Algunos, precipitados en su interior y otros, por los gases. Todo ello, para poder tener agua,  abastecer la tierra, el ganado y, ¡como no!, enriquecer al “terrateniente” de turno. En fin…eran otros tiempos, sólo tenemos que ver las cicatrices del trabajo y el exceso físico del mismo que reflejan la cara de los 67 años de “Suso”.

Un “ROBSON” diesel, era el encargado de bombear el agua al exterior aprovechando la misma para refrigerar las paredes de su único pistón que, según “Suso”, se ponía caliente “como un macho” hasta el punto de que aprovechaban su temperatura para calentar la comida sólo con poner el caldero encima del motor, y en invierno, el pequeño aljibe exterior donde se alojaba el agua caliente expulsada del circuito de refrigeración, se utilizaba como “piscina termal”. Un curioso sistema, aprovechaba el excedente de aire a presión del pozo para alojarlo en un tanque presurizado que era el encargado de subir o bajar las cubetas del interior del pozo.
En fin…nuestros mayores trabajaron muy duro y en un entorno muy peligroso para conseguir lo que nosotros tenemos en cualquier esquina por 50 céntimos de euro…una simple botella de agua. ¡Va por ellos!.

3 comentarios:

  1. Una vez más un excelente trabajo, esta vez por triplicado, jejeje.

    Un abrazo Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Gracias "compa". Siempre que tengo la ocasión, doy entrada con un pequeño artículo que refleje la vida de antaño de mi tierra, que no deja de ser igual que en la tuya o en la de tod@s. Me alegro de que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  3. Aquí estoy, mirando gratamente impresionado, tu estupendo trabajo...muy bueno!!!

    No sé si me gustan más las fotos o los comentarios, de cualquier manera, el conjunto es fabuloso..."arrállate un millo", ja,jajaaaa!!!

    Un abrazote, puntal!!! ;)

    ResponderEliminar