Datos personales

Mi foto

Bienvenid@s a mi blog. La fotografía, es capaz de despertar nuestras emociones mas profundas a la vez de hacernos volar en nuestra imaginación a través de ella y por ello, quiero compartir con todos ustedes mis emociones, mis vuelos e imaginación publicando una pequeña parte de mi trabajo. A partir de éste momento, os propongo soñar con los ojos abiertos. Pero antes comenzar a ver las imágenes, es imprescindible que aprendan a visualizar una fotografía. Para ello, necesito que borren en éste mismo instante, cualquier pensamiento negativo o preocupación que haya en sus mentes. Es imprescindible que desconecten todo vínculo con el exterior y que tan sólo se centren en las imágenes como si fuesen ustedes parte interior de las mismas. Siéntanse como si estuviesen dentro de ellas y piensen que están mirando a través de una ventana abierta donde si quisieran, irían hasta la puerta para atravesar la pared que les separa del paisaje....¿Qué les parece?...¡Vamos allá!

AVISO IMPORTANTE:

Todas las imágenes expuestas en éste blog, están legalmente protegidas por la actual LOPD, por lo que la copia o uso de cualquiera de las imágenes expuestas sin la autorización del autor, NO ESTÁ PERMITIDA.

Seguidores

domingo, 15 de septiembre de 2013

15919S...José Manuel García Peruyera.











El 24 de Mayo de 1928, María Luisa, natural de Oviedo y ”Miss República”, como así la recuerda su hijo,  con tan sólo 16 años de edad dio a luz un niño que estaría condenado a sufrir la barbarie, la violencia y la destrucción que es capaz de generar el ser humano en la cruda experiencia de dos guerras: Primeramente la Guerra Civil Española y seguidamente,  la II Guerra Mundial.

Lo primero que quiero dejar muy claro, es que no voy a permitir que este relato sea utilizado como una protesta política ya que, no es esa mi intención. Lo que pretendo, es aportar y aumentar algo mas de lo que ya anteriormente han hecho muchos otros cuando se han sentado delante de sus máquinas de escribir; transmitir y plasmar a través de la lectura lo que tristemente vivió quien es hoy el último superviviente español que estuvo en el campo de concentración de Mauthausen en Alemania...el prisionero 15919S.

Las caprichosas líneas del destino, provocaron que tuviese el honor de conocer a  D. José Manuel García Peruyera en los primeros días de Septiembre de 2013. Un problema de salud, provocó que el Sr. Peruyera fuese al Centro de Salud de Alcaravaneras en Las Palmas de Gran Canaria donde, tras valorarlo el equipo de urgencias, seguidamente decidieron solicitar a la sala del 112 de Canarias, un recurso medicalizado para trasladarlo al Hospital General Dr. Negrín.

Y ahí intervine yo...uno de los tres componentes del recurso activado. Nada mas llegar al lugar, mientras los facultativos intercambiaban datos, diagnósticos y valoraciones, yo iba preparando la camilla y todo lo necesario para trasladar a quien ni tan siquiera hubiese podido imaginar. Afortunadamente, nada de extrema gravedad había en ese momento en el cuerpo de D. José pero si había que trasladarlo para control y valoración hospitalaria.

El médico de la unidad, me pregunta en ese momento; “¿Sabes a quien vamos a trasladar?”...”No tengo ni la menor idea... ¿Por qué?” ...”Préstame atención...vamos a trasladar al último superviviente español del campo de concentración nazi de Mauthausen en Alemania...”


Y a partir de entonces...comienza esta historia.


Antonio Estévez Ruano.


Todo lo que a continuación van a leer, es el resultado de la transcripción de una entrevista realizada y grabada  el Jueves 12 de Septiembre de 2013 sobre las 11 de la mañana aproximadamente, entre Don José Manuel García Peruyera y un humilde servidor. Cualquier error y/o hecho mencionado en este documento que alguien pueda mal interpretar o no esté de acuerdo, es totalmente ajeno al autor.

Mi única intención, es la de satisfacer el deseo personal del último superviviente español del campo de concentración de Mauthausen; Don José Manuel García Peruyera.

Es su deseo, que relate y exponga todo lo que en el mencionado día me contó,  con el fin de dar a conocer al resto del mundo su experiencia como niño que sufrió inicialmente una guerra civil en su país y seguidamente la II guerra Mundial.


Así sea...


 Antonio Estévez Ruano









Malditas sean las guerras y malditos los que las alimentan, independientemente del lado político y/o religioso al que pertenezcan. Mucho se ha escrito sobre el genocidio nazi y muchas son las imágenes que podemos ver en internet y en otras ilustraciones pero, para Don José Manuel García Peruyera, muy poco o casi nada se ha hablado del destino que sufrieron muchos niños españoles hijos de republicanos (él fue uno de ellos), según terminó la Guerra Civil Española.

Triste, pero muy cierto, como así lo refleja perfectamente la imagen inferior. Don José Manuel García Peruyera aún conserva el tatuaje que le hicieron en el brazo izquierdo con apenas 12 años cumplidos. La maquinaria de la Alemania Nazi , se apresuró a  identificarlo como prisionero de la II Guerra Mundial. A partir de aquél momento, desaparecería toda su historia personal, su nombre, sus apellidos...¡todo!.

José Manuel García Peruyera es a partir de ese momento, un simple y frío número...






El 12 de Septiembre de 2013, como ya habíamos acordado, sobre las 10:00 de la mañana me reúno con D. José Manuel en una cafetería en Las Palmas de Gran Canaria para realizar una entrevista en la que yo, sería un simple y humilde oyente y él...el máximo exponente.

Sinceramente, he de admitir que la emoción me embargó en más de una ocasión ya que, tuve que contener la misma para evitar “romper” la dinámica de la entrevista...no es tan fácil que la vida te ofrezca la oportunidad de escuchar y valorar el relato de un hombre que, aún con vida, ha sido uno de los supervivientes de la trágica experiencia como prisionero de un campo de concentración Alemán de la II Guerra Mundial, y mucho menos casi 70 años después del suceso.

Pedimos al camarero unos cafés y, mientras preparo la entrevista, al mismo tiempo fotografío uno a uno todos los documentos que me aporta y traía en una carpeta de cartón azul. Nos sentamos frente a frente, pongo en modo “REC” el Iphone y comienza lo que para mí, ha sido la mayor y triste experiencia jamás contada por un número...el prisionero 15919S del campo de concentración alemán en Mauthausen.





José Manuel García Peruyera, nació en Oviedo (Asturias), el 24 de mayo de 1928 cuando aún gobernaba José Antonio Primo de Rivera en España. Hijo de madre soltera, aún recuerda con una excelente memoria las dificultades que pasó su madre por tener tal condición social. María Luisa, sufriría lo peor al intentar sacar adelante a una familia que muy tristemente se vería involucrada en cada una de las desgracias que acompañaron dos guerras; La Guerra Civil Española (1936-1939) y la Segunda Guerra Mundial ( 1939-1945).

“Las madres solteras, estaban muy mal vistas en aquella época...incluso cuando llegó La República”...me comentó con cierto sarcasmo al referirse a su madre. Su padre biológico, no llegó a conocerlo personalmente, pero si supo de él.

Vi como asaltaban el banco..., los mineros, nos tiraban a los niños perrinas y perronas (lo que se conocía como perra chica y perra grande en moneda de cobre) cuando asaltaron el Banco de España en Oviedo, justo en las revueltas mineras de Octubre de 1934”...El 6 de Octubre de 1934, su padre biológico, minero,  fue abatido a tiros por la Guardia de Asalto justo en la esquina del Banco de España. Me comenta también, la existencia de una canción que cantaban los de Oviedo a la Guardia de Asalto y que le costó una buena paliza; la transcribo a continuación...


“Los Guardias de Asalto, de lo listos que son,
salen ochenta, para matar un ratón,
madre yo quiero ser, guardia de asalto,
ya no trabajo más, porque me canso,
cincuenta duros dan, una pistola,
un tolete de goma que estira y toma,...
¡¡ Alza, que viene Galarza !!


Galarza, (Ángel Galarza), fue un jurista y político español. Además, el ministro de gobernación de la República que creó la Guardia de Asalto, hoy en día, policía nacional.

En la época de Franco, la Guardia de Asalto era conocida como la Policía Armada (los grises) y a pesar de que personalmente tenía unos ocho años cuando cambiaron de uniforme, permítanme la libertad de compartir el cómo recuerdo perfectamente el “respeto” que se le tenía ya que, cuando la Policía Armada intervenía en algún lugar, era algo así como el 7º de Michigan a la carga contra los indios en los EEUU al mando del Coronel Custer.

“...y murió en mis brazos, Ángel Galarza, en París...murió muy pobre, abandonado por todo el mundo. Pero era muy...era un tío muy orgulloso...murió sin dinero,...sin nada. Tenía muchísimo genio y mucha soberbia, pero fue un hombre muy honrado y a pesar de todo, lo abandonaron...”, me comenta impresionado haciendo referencia a quien fue Ángel Galarza y añadió; “Yo pagué el entierro en una fosa común en París...concretamente en un panteón donde hay muchos republicanos enterrados...en el cementerio de Père-Lachaise”.


Pero, situémonos en Oviedo nuevamente; vamos a trasladarnos al 10 de septiembre de 1936. La Guerra Civil Española, ya había comenzado. Aquella mañana, María Luisa, le encargó a su hijo José Manuel, que fuese a comprar una papilla para alimentar a sus otros dos hijos gemelos, ambos con cinco años. Peruyera, ya contaba con ocho años y como el mismo dice; “a pesar de que eran hijos de otro padre, ¿yo?...yo estaba muy contento con ellos”. Salió a la calle y se dirigió con mucha alegría a realizar el encargo que le había confiado su madre María Luisa a tan sólo 150 metros de su casa...

Ya en la calle, sobre las 08:20 de la mañana, comienzan a sonar las alarmas de ataque aéreo. José Manuel, corrió hacia un refugio y consiguió parapetarse pero, una bomba logró entrar por el patio de tragaluz del edificio donde vivía con su madre y con sus hermanos...sin poder confirmar el número exacto, al menos 120 personas murieron en total incluyendo a su propia familia.

Dos días antes, el 8 de Septiembre de 1936, se había celebrado en Asturias el día de su patrona, la virgen de Covadonga y era tradición de la madre de Peruyera, invitar a todos los vecinos a celebrarlo en su casa. Se te ponen los pelos de punta al ver la mirada perdida de D. José cuando canta una canción que, a su vez, cantó su madre ese día...dos días antes de morir con sus hijos gemelos;


En mi vida nunca he visto una guerra tan cruel,
pelearse dos hermanos por las ansias de vencer,
en la pelea, cayó un herido y fue el mismo hermano quien le hirió,
al mismo tiempo, se oyó un zumbido que hasta la tierra se estremeció,
“Hermano mío del alma, acabarme de matar,
y dile a mis otros hermanos...adiós por siempre jamás”



Os aseguro que me costó muchísimo contener las lágrimas en aquel momento, por el contrario, no lo consigo en casa cada vez que lo recuerdo y escucho la entrevista...







“El avión que mató a mi familia, era un Fokker que compró la republica...”


Un avión republicano, se cebó en la calle Foncalada esquina con la calle Caveda soltando toda su carga explosiva en la misma.  La familia de Peruyera, se encontraba en los bajos del entonces conocido como Bar del Chorín y cuando llegó José Manuel al lugar, tan solo pudo reconocer los cuerpos de sus hermanos gemelos destrozados. Su madre y abuela no las pudo identificar. Increíble llega a ser, el saber que en la Guerra Civil Española, hubieron republicanos que compraron material alemán para la guerra.

Pocos días después, José Manuel enfermó con el Tifus, el sarampión y la Sarna. Como el Hospital de Oviedo estaba destruido por los continuos bombardeos, se improvisó un hospital en la Iglesia de Las Salesas, en Oviedo, utilizando las pocas camas que pudieron salvar del hospital. Aquí, Peruyera, permaneció aproximadamente siete meses hospitalizado y en cuanto pudo recuperarse, sorteó caminando los cinco kilómetros de perímetro que tenía asediado Oviedo mientras ocurrían los combates hasta conseguir huir del lugar en un camión.

“Los niños, salíamos e íbamos a las aldeas a comer...a nosotros, nos dejaban pasar...los de un lado, y los del otro...”


Ya en Junio del año 1937, cuenta Peruyera que había conseguido llegar a Gijón junto con otros niños, pero el Velasco y el Cervera, buques de guerra franquistas, comenzaron a cañonear Gijón y la Confederación Nacional del Trabajo (CTN), utilizando varios camiones, evacuó rápidamente a 1600 niños entre los que se encontraba Peruyera, y los embarcaron en el “Suathon”...buque de la armada inglesa que los trasladó al puerto francés “La Pallice”.

Nada mas llegar a puerto, utilizaron un almacén a modo de pequeño hospital para poner en cuarentena a todos los niños recién llegados. Peruyera, ya había hecho amigos en ese viaje...

Una vez pasaron la cuarentena, los llevaron a Versalles y allí, uno a uno iba siendo acogido por familias francesas para su custodia pero, la ley internacional no permitía acoger mas de tres meses a ningún niño en su territorio y ello, motivó el continuo desplazamiento de los niños entre diferentes países: Francia, Inglaterra, Holanda, Rumanía y Bélgica fueron varios de los destinos de estos niños que fueron trasladando La Cruz Roja Internacional. Pero la ley,  si permitía acoger niños (adoptar) y es en éste punto, donde voy a hacer un alto en el camino por expreso deseo del exponente el Sr. Peruyera donde me afirma lo siguiente;

Cuando José Manuel García Peruyera estuvo en Versalles, hizo muy buena amistad con Manuel Cordero Marín (1) quien, al parecer, era hijo de un judío y el mayor de tres hermanos asturianos naturales de un pueblo llamado Ablaña, y que habían viajado juntos en el mismo barco que salió de Gijón hacia el puerto de La Pallice el mismo día que lo hiciera Peruyera. D. José Manuel García, mantuvo la amistad durante muchos años con Manuel Cordero hasta el punto de que, cuando volvió  España, fue a los primeros que buscó y vivieron un tiempo juntos en la misma casa.

(1) Corrección realizada el 20 de Septiembre de 2013 a petición del Sr. Peruyera. Por equivocación a la hora de la transcripción, inicialmente se había identificado el segundo apellido como "Martín", siendo el correcto éste último "Marín".


Cuenta Peruyera, que el menor de los tres hermanos Cordero Marín (Santiago, de aproximadamente con tres años de edad en aquel tiempo), fue adoptado por una familia muy adinerada de origen francés y separado del resto de sus hermanos...

Ese niño de aproximadamente tres años de edad, se convertiría en presidente de la República Francesa entre los años 1995 y 2007...estamos hablando pues de Jacques Chirac. Sinceramente, este hecho me resultó muy delicado y sobre todo “espinoso” de cara a mencionarlo pero,  he de añadir que he investigado y el 27 de Agosto de 2007, en su hemeroteca, el prestigioso periódico ABC publicó un artículo sobre una novela que había escrito María Luisa Prada “Una cita en Arlés” donde también hace mención a este hecho como una posibilidad de ser real. Peruyera lo afirma ya que, según él, allí estuvo cuando separaron a los tres hermanos...Impresionante.

En Enero de 1939, Peruyera y el resto de los niños, volvieron a Francia en ese trasiego trimestral que les imponía la ley internacional. A punto de finalizar la Guerra Civil Española, el entonces general francés Philippe Pétain, abrió los campos de concentración en el mediterráneo francés. Diecisiete kilómetros de playa, para medio millón de republicanos españoles...

“Donde hoy es la costa azul francesa, estaban los campos de concentración franceses Argelès Sur Mer, Le Barcares, St Cyprien y Collioure. ..murieron muchos niños y republicanos españoles alli...”


Imagen adquirida en www.antiwarsongs.org


La Cruz roja Internacional, se hizo eco de la noticia de que ya estaba muy próxima la finalización de la guerra civil en España y se apresuró a acercar a todos los niños refugiados en Europa hacia Francia para, en cuanto finalizara la guerra, llevarlos a su país natal...

Esa decisión, (de la que no fueron responsables, obviamente) fue un “fatal movimiento de la reina” en el tablero de ajedrez que se avecinaba en el resto de Europa ya que...comenzó La II Guerra Mundial.

En Enero de 1939, Peruyera junto con otros niños españoles, viajaron desde Bélgica hacia Francia y, nada más llegar, los metieron en una residencia de ancianos que  adaptaron para alojar a cincuenta niños y cincuenta niñas en Colliure...muy cerca de la casa donde vivía Antonio Machado.

Peruyera conoció a Antonio Machado pero por poco tiempo; “Vivía en una casa que tenía las escaleras por fuera y se sentaba con nosotros y nos explicaba muchas cosas...le llamábamos el abuelo...lástima que muriera tan pronto... Nos decía...¡¡niños!! detrás de esas montañas está España...tenéis que hablar español, no tanto francés...Nos contaba un cuento que se me quedó grabado para toda la vida...De los Apeninos a los Andes ( de Edmundo Amicis)”.



Y comienza la II Guerra Mundial. Trasladan a los niños españoles al campo de Argelès Sur Mer junto con las españolas republicanas y sus hijos. La Gestapo, aparece en escena y comienza a reclutar a niños españoles republicanos como esclavos para sus fábricas de armamento.

“...sentíamos mucho miedo...de madrugada, aparecían en los barracones con aquellas botas con tachuelas en las suelas que sonaban en la madera...muy fuerte...las mujeres nos gritaban...¡¡ niños, ..corred, quitaros la ropa y quedaros desnudos !!...”


Era la única manera de que los soldados alemanes no se los llevaran a los campos de gas, comprobando que eran niños católicos al ver en sus penes que no existía circuncisión...






Franco, al finalizar la Guerra Civil e imponerse Caudillo de España, prohibió la entrada a los republicanos exiliados y a todo aquel que lucho en su contra y, para “sutilmente” permitir la entrada de los inocentes, publicó una ley donde decía “Todo aquel que no tenga las manos manchadas de sangre, puede volver a España” en referencia a los niños exiliados.

Pero claro, como bien me explicó Peruyera, los republicanos exiliados y el resto de combatientes se encargaron de meter miedo a los niños para que no volvieran a España, lógico de pensar aunque no comparto el fin, y por ello, muchos niños se vieron en campos de concentración al no haber vuelto a España en la franja de tiempo que hubo entre el fin de una guerra y el principio de otra...triste espacio de tiempo y triste consejo el que recibieron.

Hitler, ordena la captura de todos los niños posibles para esclavizarlos en sus fábricas alemanas y como “conejillos de indias” en las cámaras de gas, como mas adelante explicaré. Parece ser, que Pablo Neruda estaba en Francia en ese momento y se había dispuesto a llevar a México a varios niños que aparecían en una lista de uno de los campos de concentración franceses, entre los que figuraba José Peruyera. Lamentablemente, esa lista cayó en manos de la Gestapo antes de que Neruda consiguiese su propósito.






“Los alemanes, al darse cuenta de que éramos católicos, nos dejaban hacer trabajos menos difíciles...”


Hitler, ordenó inmediatamente a esclavizar a todos los niños prisioneros que no hubiesen sido gaseados y Peruyera, acabó esclavizado en una fábrica de cañones Krupp en Dusseldorf. Aquí, recibiría su “bautizo” tatuándole los alemanes el 15919S en su brazo izquierdo...

“Hubo un teniente alemán, que al haber sido hijo del que fue embajador alemán en Montevideo mucho antes de la guerra, hablaba el español perfectamente y, gracias a él, no nos llevaron a las cámaras de gas...nos quería mucho a los niños españoles...entre los alemanes, había gente buena también...” 

Ese teniente alemán, se encargó de sacar a Peruyera y al resto de niños que estaba en la fábrica de Dusseldorf de la línea de montaje para enseñarlos y prepararlos a desempeñar “La Requisa”.

“La Requisa”, era la manera de recaudar dinero que exigió Hitler a todos sus mandos militares. Los niños, serían los únicos que requisarían todo lo que llevaran los obreros de las fábricas encima; oro, joyas, dinero, gafas,... cualquier objeto por mínimo valor que tuviese, era requisado para la Alemania Nazi. Los niños, estaban muy amenazados y advertidos; niño que no cumpliera con la extrema dedicación en desempeñar la requisa...niño que terminaba en las cámaras de gas...

Es entonces cuando Peruyera es trasladado oficialmente a Mauthausen con el resto de niños para desempeñar ese trabajo en el mencionado campo de concentración...y muchas cosas más. Peruyera y el resto de niños acaban de ingresar en la “Studebier” (nombre por el que los alemanes identificaban a los niños encargados de la requisa)...corría aproximadamente el año 1942.

En Mauthausen, se trabajaba día y noche pero, los niños, no dormían allí. Ellos pernoctaban a unos 28 kilómetros del campo de concentración y eran trasladados en camiones para trabajar en el campo limpiando las cámaras de gas después de haber gaseado a los judios.

“Los alemanes, les decían a los judíos que tenían que ducharse antes de ir a trabajar al campo y, de esa manera, se desnudaban y dejaban toda la ropa y todos sus efectos personales en unos barracones aparte...así eran engañados y entraban en las cámaras de gas confiados en que volverían a salir después de la ducha...hombres, mujeres,...niños...era terrible...”


El primer método que utilizaron los alemanes para gasear, fue utilizando camiones con gasógeno. Metían a los judíos en la parte trasera y tapando las lonas, utilizaban los gases de los motores para asfixiarlos. Pero para los alemanes era insuficiente ya que eran muchísimos los presos judíos y no era suficiente. A partir de entonces, se diseñan y crean las cámaras de gas de Mauthausen y Auschwitz...principalmente.

“Ropa teníamos la que queríamos...ahora bién...no te quedaras con ningún anillo o nada parecido porque...¡ibas para allá!...

“No sabíamos qué hacíamos allí...nacimos en guerra, nos criamos en guerra y...seguíamos en guerra.”

“Yo tenía catorce o quince años entonces y...no merecí vivir lo que viví...”

“En la guerra, no existen buenos ni malos...los buenos, éramos nosotros...las víctimas...”

“Éramos niños franceses, ingleses, españoles y no entendíamos nada...tardamos muchos años en entender qué fue lo que pasó...”

“Pensábamos...¿Por qué las mujeres lloran por nosotros?...”


Castillo de Hartheim. Fotografía de AV Levante.
imagen adquirida n wikipedia



“Lo peor de las generaciones españolas es que nunca sabrán qué es lo que verdaderamente paso...algunos lo saben...pero no tienen el valor de publicarlo...”

Esto si que me entristece cuando lo oigo salir de su boca...Haber pasado por tanto para que nadie se acuerde de su sufrimiento.

El Castillo de Hartheim, era donde se experimentaba todo lo relativo al exterminio y consta en los archivos históricos que en su interior murieron asesinados 499 republicanos españoles, entre los que también habían niños. Inicialmente, eran los mismos presos judíos los que se encargaban de limpiar las “duchas del diablo” como menciona Peruyera pero para evitar que al regresar a sus barracones, los presos contaran lo que habían visto, comenzaron a encargar estos trabajos a los niños...en horario de madrugada.

Pero tuvieron que cambiar estas órdenes para evitar que los niños también hablaran y crearon un “cuadrante de la muerte” que funcionaba de la siguiente manera; los presos que retiraban los cadáveres de las duchas, eran engañados e  inmediatamente tenían la obligación de ducharse para “evitar” contagiar al resto del campo...y así, sucesivamente.

Otras de las formas de ocultar la barbarie al resto del mundo, era utilizando los números de los muertos para tatuarlos a los nuevos prisioneros. Así, la cantidad de presos en caso de captura, nunca sería la real. De hecho, ésta ha sido la causa de que actualmente, aún hayan desaparecidos sin encontrar...


Para que los niños cumplieran con los trabajos, se les amenazaba con la siguiente frase; “Aquí, se entra por la puerta...y el que no cumpla, saldrá por la chimenea...”




Fotografia adquirida en Wikipedia.org.

imagen adquirida en wikipedia




Peruyera, me contó la historia de un Kapo...”El Kapo de Asturias” que al parecer fue el preso que mejor estaba protegido en Mauthausen. Kapo, es la abreviatura de Kamaraden Polizey y eran los presos que colaboraban con los alemanes. Cuenta Peruyera que “El Kapo Asturias” era el preso mas privilegiado de Mauthausen ya que según llego al campo, el lugarteniente alemán que era el segundo máximo mando del campo, sufrió un “flechazo” al verlo...vamos, que eran homosexuales y...claro, a ver quien toca a la pareja emocional del jefe...como diría mas de uno. Por lo visto, la cosa llegó hasta el punto de sacarlo del campo y llevárselo a Viena en mas de una ocasión.




El “Kapo Asturias” era comunista y aprovechó su “influencia” para que asesinaran en primer lugar a los que no eran de su ideología. Primeramente, asesinaron a los Anarquistas, seguidamente a los socialistas y por último, a los republicanos. Curiosamente, existe una fotografía del día de liberación del campo de Mauthausen donde se puede apreciar perfectamente una pancarta de bienvenida a los aliados creada y construida por los presos españoles que lograron sobrevivir.




El señor Stéphane Hessel, fue miembro de las Fuerzas Libres Francesas en la II Guerra Mundial y también preso de la Gestapo. Hessel, en muchas ocasiones también mencionó la poca colaboración de los comunistas con el resto de presos en los campos de concentración y Carlos Semprún Maura, hermano del conocido escritor, intelectual, político y guionista cinematográfico español Jorge Semprúm, también acusó a su propio hermano de haber sido Kapo Mayor en los campos de concentración y haber ayudado única y exclusivamente a sus camaradas comunistas...aunque este hecho, independientemente de haber sido muy comentado por otros muchos que sufrieron en campos de concentración, no es un hecho corroborado.


Ojo, no quiero con esto, ofender absolutamente a nadie por ser de ideología comunista, es más, independientemente de todo lo anterior, de todos es sabido que en las guerras, siempre hay miserables que se aprovechan de la situación para exterminar al contrario; los de derechas, los de izquierdas y los de centro...en todos lados hay indeseables.

Veinte días antes de la liberación de los presos del campo de Mauthausen por parte de las tropas aliadas, los alemanes cogieron todo el oro, las joyas y el resto de valor, las cargaron en los camiones, cerraron las puertas...y se fueron dejando a todos los presos y los niños a su suerte. Veinte días con prácticamente nada que comer, veinte días sin apenas agua, veinte días sin coger aire fresco para algunos...veinte días de infierno.

“Cuando los alemanes se fueron, de los cincuenta niños españoles que llegamos a Mauthausen , tan sólo quedábamos veintisiete...cuando llegaron los americanos y nos liberaron...solo quedamos cinco niños...no resistieron...”

“Los presos polacos que cuidaban el campo, consiguieron romper una puerta y conseguir algo de comida, ...algo nos dejaban pero no era suficiente...”

“Lo primero que hicieron nada mas llegar, fue ir a por el oro pero ya los alemanes se lo habían llevado...”


Por fin, llegó la liberación de Peruyera el 5 de Mayo de 1945 con la llegada de los norteamericanos a Mauthausen. Pero aunque parezca mentira, tampoco terminó la guerra para los españoles republicanos que habían comenzado la lucha nueve años antes (1936-1939 en España y 1939-1945 en la II Guerra Mundial). Ahora, ninguno podía regresar a su país...

Inmediatamente, Peruyera y los otros niños fueron trasladados a Francia donde,  apenas un mes después, fueron enviados a España. Al llegar a España, Peruyera fue trasladado en ambulancia a un hospital de Oviedo unos días hasta que lo volvieron a trasladar a un hospital ubicado en la montaña de Pajares en León, muy cerca de donde es natural José Luis Rodríguez Zapatero. Aprovecho para mencionar que Peruyera dice conocer tanto a zapatero como a su padre hasta el punto de que hace unos años, Zapatero le llamó mientras Peruyera estaba en la isla de Lanzarote dando unas conferencias y quedaron para charlar...

Peruyera, sufrió durante varios años un trastorno mental que le privó de toda memoria e incluso se llegó a dudar de su posible recuperación, pero afortunadamente, recuperó su capacidad neuronal y recuperó poco a poco los tristes momentos vividos hasta entonces en su vida.

A finales de 1948, Peruyera recibe la irónica visita de la Guardia Civil, instándole a realizar el servicio militar obligatorio, ( anda que...) trasladándole a Madrid a pasar un tribunal médico militar en el hospital Gómez Ulla. Realizó su servicio militar en el Ministerio del Ejército y dice que pasó una “mili” fantástica. Como anécdota a destacar que dicho sea de paso, sinceramente muy llamativa, es la ocurrida mientras realizaba su servicio militar en el año 1950.

El Jefe de cocina del Ministerio del Ejercito, le mandó a comprar una serie de Lotería de Navidad. Se dirige a la calle Hortaliza y le dice al lotero que, casualmente era asturiano; “oye...dame una serie de la Lotería de Navidad”...¿te gusta éste? El 15919...su número de prisionero...si,..si...fíjate que es el que tengo aquí tatuado... Lo compró y se lo entregó al jefe de cocina que se lo había encargado...Salió agraciado con el tercer premio de la Lotería de Navidad...
Admite y reconoce que tuvo mandos en el servicio militar que le protegieron, a pesar de ser mandos que habían servido en la famosa División Azul...Como bien dice, hay gente buena en todos lados.

Dos meses después, por fin llegó el resultado del tribunal médico...Lo mandaron a casa como inútil total...Pero no conseguía trabajo con los antecedentes que tenía y... llegó el momento de nuevamente emigrar.

Peruyera, intentó borrarse el número pero me confesó que tan solo aguantó que le quitaran la “S” de Spanisch. “Si, lo intenté...pero me dolía mucho...” me respondió cuando le pregunté.

Al ser ciudadano refugiado en su pasaporte, ningún país le podía contratar ni asegurar y fue en Francia, donde consiguió que sus antecedentes y su condición de refugiado  se respetaran y le sirvieran de mucho. En aquellos años, los refugiados republicanos eran mucho mas reconocidos en Francia que en España...y eso que ya habían pasado mas de diez años de la guerra civil.

Su primer trabajo en Francia fue en el año 1956 en la famosísima Torre Eiffeld en París como limpiador. Limpiaba el restaurante de la primera planta, en la segunda y el bar de la tercera. Había un cuarto en lo alto de la torre que tenía cuatro literas y allí era donde Peruyera dormía y descansaba...sobre todo en verano. Trabajo en la torre hasta el año 1959 y tuvo la oportunidad de conocer a quien intentó en 1940 liberarle con otros niños y llevarlo a México...Pablo Neruda. También conoció a Ernesto Guevara serna...”El Ché” con quien compartió seis meses de habitación en París mientras Ernesto estudiaba una tesis Marxista de forma clandestina...

Salió de Francia y estuvo navegando en la mar con los americanos casi treinta y cinco años; “Conozco el mundo entero...tengo amigos en todo el mundo”...me dijo con mucho orgullo...

Pero la mar le llevó a Canadá y allí decidió bajar a tierra y establecerse montando una cantina que, según cuenta, le proporcionó muchísimo dinero. Pero pocos años después, añora España y decide regresar a su tierra en Asturias. En 1999, llega a Oviedo enfermo y decide instalarse en una residencia de ancianos. “Casi me matan...lo que no consiguieron los alemanes, casi lo consiguen en esa residencia...” Cuenta Peruyera, y con bastante indignación, que lo vivido en esa residencia le animó a salir y montar un partido político con el dinero que había ahorrado en Canadá y no consiguieron quedarse en la residencia.




Peruyera, asegura que fue en esa experiencia cuando verdaderamente comprobó que los comunistas, los socialistas, los anarquistas, los de la derecha, los fascistas y todos los políticos eran exactamente iguales...todos le traicionaron y solo buscaban enriquecerse a costa del pueblo...Qué extraño...¿verdad?

En el año 2011, llega a las Palmas de Gran Canaria para establecerse definitivamente.

 “Yo, ya había estado muchas veces en Las Palmas anteriormente cuando estuve tantos años navegando y...siempre me gustó...ahora, espero el momento de mi ida...”

Y para finalizar la entrevista, decido hacerle la siguiente pregunta:

 “D. José...¿Podría usted resumir en una sola frase toda su vida...?



“Nací para vivir...y no pensar.”























7 comentarios:

  1. Sinceramente al leer la entrevista uno se queda sin palabras, por tanto sufrimiento que han pasado tantas personas en las guerras, y agradecer a José Manuel García Peruyera por compartir su vivencia tan desgarradora y cruda. Como dice M. Benedetti, " el olvido, está lleno de memoria"...,gracias Antonio Estevez Ruano por publicar su testimonio en primera persona, para que tomemos nota, para que estas no se repitan... Pero los seres humanos somos seres ambiciosos, egocéntricos, que aunque haya historia, los que nos gobiernan, parecen desconocerla o ignorarla.Y ¡Enhorabuena por que la publicación sea traducida en varios idiomas!. Mona Priotti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísmas gracias Mona.

      La verdad es que; que te pidan permiso para traducir un trabajo que has hecho para enviarlo y compartirlo con varios lugares del mundo, es algo mucho mas que gratificante. Verdaderamente, es lo que buscaba...pero no para mí. Por supuesto, me enorgullece y mucho, pero sobre todo por conseguir satisfacer un deseo...

      Es el deseo expreso de un hombre que cuando te sientas con el a escucharle...te sientes muy pequeño,...tan pequeño. Cuando conocí a D. José Manuel García Peruyera y mantuvimos una relajada conversación, nuca olvidaré cómo me dijo;

      ..."Yo, lo que quiero es que cuanta mas gente sepa la verdad, ....mejor..."

      Eliminar
  2. Ya te lo he dicho personalmente pero quiero dejar constancia también aquí. Creo que es un gran trabajo, realizado con mucha maestría y habilidad, además de con un sentimiento sincero...por ello, amigo mío, te doy mi más sincera enhorabuena y te digo que seguramente sea una de las cosas de las que te sientas muy orgulloso siempre y que disfrutes de ello, no todos tenemos oportunidades como esta...o simplemente no tengamos la capacidad para saber aprovecharlas como merecen!!!

    Un gran abrazo, Antonio...me ha alegrado mucho verte, me hubiese gustado charlar un rato más contigo pero las circunstancias...ya sabes!!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Qué puedo decir que no hayamos comentado anteriormente!!,antes de nada mi más sincera felicitación por este grandioso trabajo socio-histórico,aportación documental,y narrativa testimonial en primera persona,de un valor incalculable.
    Gracias en nombre de todos aquellos que nos dedicamos a estudiar y desenterrar verdades,por acercar una parte de la Historia que no puede ser enterrada en el olvido o en la justificación del "pasado". Tragedias,lágrimas,violencia,silencios,vidas inocentes truncadas,caminos sin recorrer...Gracias por este grito en el silencio social en el que nos encontramos.Gracias por tú ejemplo de solidaridad al compartir,por recuperar "la memoria" de los prisioneros de Mathausenn,gracias por esta "Historia de vida" que te animo sigas profundizando en ella.Gracias por este legado de lo que fue uno de "los horrores del siglo XX".No a la represión,NO al racismo,NO a las castas sociales,culturales y étnicas.Gracias por desnudar al "hombre sin humanidad",cómo decía esos versos.,"me causa un respeto imponente...",pues me lo causa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ángeles...

      La verdad es que ha sido una oportunidad el haber podido conocer a este gran hombre, que digo hombre...referente a valorar en lo que a superación, constancia y coraje se refiere. Te aseguro que sería ideal que todo el mundo escuchara de su propia voz, cómo asegura, a pesar de haber sufrido lo intranscriptible, que existieron militares alemanes que fueron buenos, militares españoles que fueron buenos, y un largo etcétera que dignifica la honradez y sinceridad de su corazón a prueba de políticos y de miserables.

      En los tiempos que corren, no es fácil conocer a alguien que es capaz de separar política, social y emocionalmente los sentimientos del dolor de la realidad.

      Eso sí, me siento muy orgulloso de que en tan sólo seis días, mas de cien personas hayan leído el artículo...

      Nuevamente, gracias por tus palabras...

      Eliminar
  4. Impactado por la historia de este hombre 'superviviente'. Agradecerle la publicación de la entrevista. Me confirma en el análisis histórico de que la Segunda Guerra Mundial se inicia en 1936...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Pedro. Me alegro de quee té haya gustado.

      Eliminar