Datos personales

Mi foto

Bienvenid@s a mi blog. La fotografía, es capaz de despertar nuestras emociones mas profundas a la vez de hacernos volar en nuestra imaginación a través de ella y por ello, quiero compartir con todos ustedes mis emociones, mis vuelos e imaginación publicando una pequeña parte de mi trabajo. A partir de éste momento, os propongo soñar con los ojos abiertos. Pero antes comenzar a ver las imágenes, es imprescindible que aprendan a visualizar una fotografía. Para ello, necesito que borren en éste mismo instante, cualquier pensamiento negativo o preocupación que haya en sus mentes. Es imprescindible que desconecten todo vínculo con el exterior y que tan sólo se centren en las imágenes como si fuesen ustedes parte interior de las mismas. Siéntanse como si estuviesen dentro de ellas y piensen que están mirando a través de una ventana abierta donde si quisieran, irían hasta la puerta para atravesar la pared que les separa del paisaje....¿Qué les parece?...¡Vamos allá!

AVISO IMPORTANTE:

Todas las imágenes expuestas en éste blog, están legalmente protegidas por la actual LOPD, por lo que la copia o uso de cualquiera de las imágenes expuestas sin la autorización del autor, NO ESTÁ PERMITIDA.

Seguidores

lunes, 22 de julio de 2013

"El pasado y...el presente". Nº42. Calle de Venegas.

Imagen nº 14459 propiedad del archivo de fotografía histórica de LA FEDAC/CABILDO DE GRAN CANARIA. Realizada por D. Julián Hernández Gil entre los años 1945 y 1950.

Imagen nº 14459 propiedad del archivo de fotografía histórica de LA FEDAC/CABILDO DE GRAN CANARIA. Realizada por D. Julián Hernández Gil entre los años 1945 y 1950.


Y esta otra es de Julio de 2013.

Esta imagen, contiene COPYRIGHT. El autor, NO AUTORIZA ni la copia ni la descarga de la misma.



La calle Venegas, inicialmente lindaba con el mar y era prolongación de lo que se llamaba “exterior de La Portada”. Se bautizó con este nombre en honor al alcaide de la fortificación de Santa Ana.

Cuando el Holandés Van Der Does atacó en 1599 la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, la fortificación de Santa Ana y su entonces alcaide D. Alonso Venegas Calderón, jugó un importantísimo y heroico papel en la defensa de la ciudad. Las tropas canarias estaban siendo atacadas por mas de setenta navíos y diez mil hombres entre marineros e infantería. Inicialmente, las tropas isleñas consiguieron mantener lejos de la costa al invasor pero, un fallo en las decisiones militares que se tomaron en el Castillo de la Luz, complicó muchísimo la defensa de la ciudad de Las Palmas.

Cuando quisieron darse cuenta, los holandeses ya habían conquistado y apropiado  todo el armamento del Castillo de la Luz para, estratégicamente colocar sus cañones en batería y utilizarlos contra las tropas isleñas que estaban en la fortificación de Santa Ana. Finalmente, cayó ante un intensísimo fuego enemigo.

Según cuenta la leyenda, el alcaide Venegas al quedarse sin munición, utilizó las llaves de la fortaleza a modo de proyectiles,  disparándolas contra los holandeses. Aunque lo que parece que ocurrió en realidad, es que el alcaide, en el momento en el que comprobó que era imposible mantener la defensa, lanzó las llaves al mar para mostrar a sus tropas que había que resistir sin opción a rendición.

Finalmente, la ciudad tras haber recibido un ataque sin cuartel y muy superior en número de enemigos, cayó en poder de los holandeses aproximadamente a la una de la tarde del 28 de Junio de 1599, eso sí...sin las llaves de Santa Ana.

A principios del siglo XX, esta calle consolidó su importancia para la ciudad al albergar en su extremo norte,  una de las que serían a partir de entonces, las nuevas infraestructuras para abastecimiento de agua de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria...”El pilar de Venegas”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario